EXILIUM

Con la mirada puesta en el pasado, vago, por escarpadas simas, con los pies descalzos, sin mimos, sobre la roja herida.

Desando sendero, ya andados, sin una mano amiga a mi lado, sin esperanza de coronar la cima, que otros, ya han coronado.

Sigo la misma ruta de un exiliado, con el ego ajado en una mochila y la sonrisa, marchita de un desamparado.

Y lloro, y me llueve encima, reminiscencias de un glosario pasado, igual que a un perro abandonado.

La vida, me apunta y me juzga, con su inquisidor dedo, lo mismo que a un condenado, sin nunca, nunca antes… haberme alzado.

©Hergue A.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.