APENAS AYER

Apenas ayer, tú eras,
un mozo de cinco décadas,
y yo, una delgada espiga
con mirada de poeta.

Una blanca camisa
sin manchas, ni etiquetas,
una sonrisa limpia,
con aroma a yerbabuena,
una mirada tibia,
con el fuego de una hoguera.

Y tú, una hoja de otoño,
en mi recién primavera.
Tú ya tan hombre, tan vivido,
fornido de experiencias,
y yo… tan niña, con fuego,
corriendo por mis venas.

No hicieron falta palabras,
ni estrategias complejas,
para tendernos juntos…
sobre la húmeda tierra,
para bebernos a sorbos…
sin falsas promesas.

©Hergue A.

Anuncios

3 pensamientos en “APENAS AYER

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.