MI ERROR MÁS ACERTADO.

Hoy…cuando me llegan
ciertas reminiscencias del pasado, pienso,
que tal vez tú, fuiste mi error más acertado
porque contigo fui todo lo que soy,
con sólo sentir el aliento de tu voz.
Viví mi gemir plena de vos,
sin renunciar a mi libre albedrío.
Me inunde de pasión sin prescindir de vos.
Flote entre pompas de jabón.
Aletargué sin condición cada orgasmo.
Caminé por los Campos Elíseos de tu mano.
Viví cada verso aferrada a tu cuerpo
como un poema perfecto.
Me entregué a tus manos, a tu falo,
al baile de tu vientre cálido,
al deseo de la carne, al fuego de tu antojo.
Bebí el vino de los locos
si pudor alguno
para soltar mis lobos.
Desandé los caminos,
desdibujé todos mis silencios,
desterré la nostalgia a otros mundos,
cabalgué sobre el crepúsculo,
profane viejas tumbas.
Disfruté la demencia de tus lunas,
me entregué plena
sin presunción de inocencia,
en cuerpo y alma.
Disfruté como nunca del temblor de mis piernas,
del sabor de tus mieles;
y del placer ardiente de la carne.

©Hergue Azul.

Anuncios